[sermón textual sintético ó tópico]


Se nombran así a los sermones basados sobre un solo texto, para el desarrollo de los cuales, el predicador no sigue las mismas palabras de texto, ni en forma ilativa, ni tampoco por medio de frases analíticas, pero todas derivadas del texto, y relacionadas con éste. Veamos unos ejemplos a continuación.

Tomemos Juan 6:37.

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera. (VRV60)

Propongamos un tema, como "Aceptación", y como un título sugerido "Jamás serás inaceptable para Jesús".

Como una introducción, podríamos decir: "En los empleos que buscamos, queremos ser aceptados, pero cuando no cumplimos el perfíl que desean, entonces eres inaceptable para su empresa. Para Jesús, nunca seremos inaceptables y veremos las razones por las cuales siempre serás aceptado por Jesús".
  1. Sería en contra de su promesa,
  2. Sería en contra de su oficio,
  3. Sería en contra de su corazón,
  4. Sería en contra de su deseo, y
  5. Anularía la obra de gracia iniciada por el Espíritu Santo en el corazón que está arrepentido, y acude a Cristo.
Resumen: Puedes acudir, pues, con confianza.

Veamos otro ejemplo en Mateo 9:9.

Pasando Jesús de allí, vio a un hombre llamado Mateo, que estaba sentado al banco de los tributos públicos, y le dijo: Sígueme. Y se levantó y le siguió. (VRV60).

Podemos sugerir un tema como "Seguir", y como un título sugestivo, tendríamos "Podemos seguir a Cristo". Desarrollando como una introducción describiendo el trabajo al cual Mateo se dedicaba, notando que la escena es un cambio radical contenido en una sola palabra 'sígueme', y que esta acción tuvo trascendencia en la persona de Mateo y Cristo. Sugiero a continuación los puntos principales según la idea central de que podemos seguir a Jesús:
  1. No mira lo que somos, sino lo que seremos con Él.
  2. Nos invita a seguirlo.
  3. Cómo podríamos rechazar su invitación.
Veamos otro ejemplo con Lucas 23:34.

Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes. (VRV60).

Donde sugiero un tema como "El perdón", y un título como "El perdón de Cristo". Desarrollemos esta idea así:
  1. ¿Quién suplicó este perdón?
  2. ¿Por qué pide esto Jesús?
  3. La ocasión en la que la pide.
  4. Lo que aprendemos de esta súplica.
Pero si se hacen las divisiones de tal modo que formen proposiciones u observaciones, resulta aún más interesante y sugestivo el bosquejo. Se puede entonces decir:
  1. Es la primera oración jamás oída de tal índole en la tierra. Es la cruz de Cristo que introduce tal oración.
  2. Es el hijo de Dios venido del cielo que ora así por sus verdugos. La idea de perdón ha venido del cielo.
  3. Es el reflejo de su hermoso carácter.
  4. Es la prueba de que es el Redentor.
  5. Estas palabras dejan ver a Cristo en calidad de Mediador.
Notemos el argumento con que defiende: "No saben". Se puede concluir así: "Esta oración proclama, que la única manera para sálvanos, es por la clemencia divina, por gracia."

En ambos bosquejos (los dos anteriores), hay una gradación de pensamiento de lo general a lo particular, dentro del texto, pero sin sujetarse a la letra del mismo.

El sermón textual sintético, más que ningún otro de los ya revisados hasta aquí, reclama sub divisiones. Este bosquejo queda muy seco con sólo las cuatro divisiones principales, mientras que tratado por proposiciones resulta muy atractivo. Por tal razón, tomo este bosquejo para que quede más clara la idea y su aplicación en cuanto a este tipo de sermón sintético ó tópico.

Mateo 5:44. Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen.

AMAD A VUESTROS ENEMIGOS

I. Quién lo manda.
  1. Jesús, el que tiene toda autoridad.
  2. El que lo practicó en su vida.
  3. El que lo practicó en su muerte.
  4. No hubiera podido ser sugerido por la naturaleza.
II. A quién lo manda.
  1. A los discípulos que lo siguen.
  2. A los redimidos por Cristo.
  3. A los perdonados por Cristo.
III. Por qué lo manda.
  1. Es agradable a Dios.
  2. Es una señal segura de ser hijos de Dios.
  3. Es indispensable para vivir en amor.
IV. Ventajas de cumplir este mandato.
  1. Impide que dañemos a otros.
  2. Nos libra del odio.
  3. Convierte a los enemigos en amigos.
  4. Será el mejor medio para ganarlos a Cristo.
Les dejo en esta ocasión, y avisándoles que continuaremos ahora con los sermones del tipo "Temáticos", aún falta por cubrir. Dios les bendiga y les guarde siempre.

14 comentarios:

  1. Hno. Con el debido respeto este estilo de sermon esta practicamente "copeado" del libro de Samuel Vila. No es ofensa. pero seria etico "trabajar" en ejemplos propios para tener algo "fresco"
    Bendiciones.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por la observación, pues es totalmente cierta, y el propósito no es traer algo fresco realmente, sino usar lo que ya se conoce, ya que algunos no tienen al alcance este libro, que es texto de institutos bíblicos.

    Antes, creo, he mencionado que no estoy de acuerdo en muchos conceptos, y en los que concuerdo, los vierto en estas áreas, donde el Hno. Samuel Vila es un maestro.

    Perdón si he dado la impresión de que el material vertido es mio, o de mi propia creacción, aclaro que no, pero sí algunos aspectos que se han modificado, y esperando de los comentarios que en el caso, traigan ideas frescas, para enriquecer el tema.

    Eso estaría esperando, y su colaboración y ayuda para aclarar este punto, que no me parecía dar a entender. Gracias por su ayuda.

    ResponderEliminar
  3. es muy complicado sacar bosquejos defenitivamente, necesitamos del Espiritu Santo para que sean inspirados por Él a nuestro espíritu

    ResponderEliminar
  4. Al contrario, los bosquejos son parte de toda la Biblia, y nosotros lo hacemo en su mayoría, complicado.

    La idea de este blog es proporcionar las herramientas que lo hagan más sencillo, y lo complicado se lo dejemos a los que no desean preparación.

    Ánimo hermano, a seguir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que tal amados hnos.. en mi opinión yo creo que es muy importante prepararse para dar de lo mejor a nuestro Señor.. pero si todo este conocimiento humano no esta dirigido por el poder e iluminación del Espíritu Santo...no son mas palabras y pensamientos de hombre. DLBM.

      Eliminar
  5. Gracias Dr. Juan Alberto Navas Benavides, por esta gran aportacion, todo lo que sea para nuestra formacion y mejor servicio a Dios, se agradece en gran manera, que Dios lo continue bendiciendo.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a usted por tomarse el tiempo para aprender un poco más sobre la homilética. Bendiciones.

    ResponderEliminar
  7. la verdad es que el sermon topico ya no se usa ese concepto pues se a llegado a la conclusion que es mismo: el sermon sintetico conforme a su desarrollo es similar al topico.

    ResponderEliminar

Puede hacer sus comentarios y observaciones a continuación...