[sermón textual analítico invertido]


Algunos textos pueden ser tratados de manera más provechosa cuando tenemos modos distintos de extraer sus verdades eternas y prácticas. Por medio de la inversión de términos, es decir, variando el orden de las frases que entran en el texto, podemos obtener resultados asombrosos en la exposición de la Palabra de Dios. Veamos a continuación.

Tomaremos Efesios 4:30, para nuestro primer ejemplo.

Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención (VRV60).

El tema en en el que este versículo se centra es en una acción por parte de nosotros hacia El Espíritu Santo, y justificando esta conducta acorde a un acto sobre nosotros de su pertenencia. Es decir, su tema central gira en torno a "El Espíritu Santo". Como título podríamos tener "Lo que El Espíritu Santo nos ha dado". Veamos su desarrollo consecuente.
  1. Un gran beneficio. "Sellados por El Espíritu". Podemos hablar sobre el significado de esta acto sobrenatural de Dios en el creyente, sus implicaciones, su trascendencia y otros aspectos de este fenómeno espiritual.
  2. Una gran esperanza. "El día de la redención". La obra de Dios por medio de su Hijo, impulsada por el poder de El Espíritu Santo. Su significado, implicaciones y acciones en nuestra vida.
  3. Una gran responsabilidad. "No contristéis a El Espíritu". El hecho de poder hacer algo en contra de El Espíritu Santo, sus consecuencias, su responsabilidad, lo que lo provoca y cómo evitarlo.
Recordemos que el énfasis en la secuencia de puntos principales es, básicamente, llegar al clímax de la predicación con el último punto, que en este caso es la frase inicial del texto que estudiamos.

También , aplicable a este texto es la condición del creyente a la del esclavo hebreo, que esperaba el jubileo para obtener la libertad, y formular el bosquejo de esta forma:
  1. Un gran acontecimiento futuro. "El día de la redención". (Se refiere a la liberación de todos los males en la esperada y gloriosa venida de Cristo).
  2. Un privilegio presente. "Sellados". Es decir, escogidos en la lista para el día de la gran libertad.
  3. Un gran requerimiento. "No contristéis al Espíritu". Nos haríamos indignos de tan gloriosa esperanza si viviéramos mundánamente.
Observemos que en ambos bosquejos hay un progreso de pensamiento hacia el objeto primordial del texto, que es animar o exhortar a los creyentes a vivir a la altura de nuestra vocación, dada por Dios.

Hasta aquí con esta entrega, y la próxima será sobre el sermón textual analítico expositivo. Dios les bendiga en gran manera, y continúen en victoria día con día. Recuerden, vivamos con el poder de El Espíritu Santo y la autoridad de su Palabra.

1 comentario:

  1. gracias por sus enseñanzas que el señor todo poderoso lo siga usando

    ResponderEliminar

Puede hacer sus comentarios y observaciones a continuación...