[el propósito general y específico]


Esta es una de las partes que no aparece en el bosquejo del sermón a predicar, pero que forma parte de su desarrollo, su génesis. Es tan importante como el tema o el título, aún cuando no se comparta abiertamente, estos nos llevaran a dirigir el mensaje de manera objetiva y con propósito.

¿Cuál sería el propósito que nos hace entrenar fútbol durante un torneo? Lógico, ganar los partidos hasta conseguir la copa. Puedo hacer una analogía aquí, tomando que el fin ultimo será ganar la copa, este será el objetivo principal a lo largo del torneo (general). Cada partido y entrenamiento serán objetivos menores o más específicos, pues incluirá conocer a oponente y estudiar sus habilidades grupales como individuales, llevándonos a hacer estrategia específica para cada partido, y permaneciendo bajo un objetivo general a conseguir (específicos).

De igual manera podríamos comparar una carrera universitaria, en la cual, el propósito general al final de la carrera será obtener un título, pero durante los años de estudio, cada materia a pasar sería un objetivo más específico contenido dentro del propósito general de conseguir ser un profesional.

Los siguientes son los propósitos generales que hay. Durante mis estudios teológicos me pregunté si habría más, e intenté buscar otros, pero no los pude hallar más lejos de la combinación de estos mismos:
  1. Evangelístico.
  2. Doctrinal.
  3. De consagración.
  4. Devocional.
  5. Ético - Moral.
  6. De dar aliento.
Cada uno de estos describen propósitos generales durante una predicación, define la orientación que el sermón llevará desde sus oyentes hasta los resultados que se esperan obtener. Comenzaremos a describirlos brevemente cada uno, y según la necesidad de profundizar en ellos, lo haremos.

Evangelístico. Conlleva un mensaje que tendrá un resultado al final que los oyentes no creyentes en Jesús, sean convencidos de que necesitan de Él y su decisión sea por recibirle en sus vidas como Señor y Salvador. Ejemplo: Hechos 2:14-42. Contiene todos los elementos de un sermón evangelístico, y que al final no sólo logra su objetivo, sino que muestra qué deben hacer para perseverar en el evangelio de Cristo.

Doctrinal. Este tipo de propósito lleva el papel de profundizar en las enseñanzas y doctrinas de La Palabra, y su desarrollo habitualmente es temático, aunque puede ser desarrollado de una manera expositiva o tópica, según el caso. Principalmente contiene la doctrina fundamental que todos los creyentes deben conocer, los cuales no se encuentran exclusivamente en una sola porción de las Escrituras. Por ejemplo: La salvación, La muerte, El Diablo, Los Ángeles, Los demonios, etc.

De consagración. Este tiene como propósito el animar el servicio y dedicación a Dios. Específicamente sirve para ayudar a los oyentes a consagrarse a Dios de manera continua y sincera. Por ejemplo: Romanos 12:1-2. Es un llamado claro a la consagración plena de nuestro ser a Dios.

Hasta aquí con esta primera parte sobre el propósito general y específico, no es mi intención que se entretengan mucho leyendo, sino que lo que lean sea asimilado por cucharadas y no por tazones. Nos veremos en la próxima, Dios les bendiga.

4 comentarios:

  1. GRACIAS HERMANITO...JUSTO LO QUE ESTOY ESTUDIANDO...DIOS LE BENDIGA !!!!
    SOLO QUISIERA SABER SI EL DIDACTICO ES SINONIMO DEL KERIGMATICO?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, el término kerigma proviene del griego κήρυγμα ('anuncio', 'proclamación') y significa 'proclamar como un emisario'. El término Kerigmático hace referencia a que la predicación es anunciativa o proclamativa, y no tiene nada que ver con didactico, que hace referencia a enseñar, instruir y explicar. Que una predicación sea didáctica, es que enseña, instruy y explica un tópico o tema en particular.

      Saludos.

      Eliminar

Puede hacer sus comentarios y observaciones a continuación...